Cargando...

La innovación entre la era analógica y digital: Renovarse o morir

22 Abril, 2021 / Por Marco Delgado

El mundo ha cambiado drásticamente con la llegada de la llamada Cuarta Revolución Industrial. Las tres revoluciones industriales previas (Mecánica, Eléctrica e Informática) cambiaron el modo en que construíamos cosas o comercializábamos los productos, pero esta cuarta revolución nos está cambiando a nosotros mismos y por consiguiente al comportamiento de las empresas.





El ingeniero británico Tim Berners-Lee creó internet en 1989 para que la humanidad compartiera “ideas y conocimientos”, desde entonces, el mundo no ha vuelto a ser igual gracias a esta innovación que lo cambió todo.





Innovaciones como la inteligencia artificial, el reconocimiento facial, el internet de las cosas, el comercio electrónico, pero sobre todo la posibilidad de estar siempre conectado (en casa, el trabajo, mientras nos movemos) y lo que está por llegar está modificando ya nuestras pautas de consumo, cómo interactuamos (con otras personas y empresas) y la forma en cómo llegamos a nuestros clientes.





Innovaciones como la inteligencia artificial, el reconocimiento facial, el internet de las cosas, el comercio electrónico, pero sobre todo la posibilidad de estar siempre conectado (en casa, el trabajo, mientras nos movemos) y lo que está por llegar está modificando ya nuestras pautas de consumo, cómo interactuamos (con otras personas y empresas) y la forma en cómo llegamos a nuestros clientes.


Innovación o desaparición



Las fuerzas tecnológicas desatadas por la Cuarta Revolución Industrial empujan a las compañías en dos direcciones radicalmente opuestas: Hacia la innovación o hacia su desaparición.





Así, podemos definir la innovación como cualquier cambio en un producto, servicio o proceso empresarial que agrega valor. Tradicionalmente, la innovación se centraba singularmente en el producto terminado. Probar ideas era relativamente difícil y costoso, por lo que las decisiones y las primeras ideas se basaron en el análisis, la intuición y la antigüedad del gerente involucrado en el proyecto.





En la era digital, las empresas necesitan innovar de una manera radicalmente diferente, basada en la experimentación rápida y el aprendizaje continuo. En lugar de concentrarse principalmente en un producto terminado, este método se enfoca en identificar el problema correcto y luego desarrollar, probar y aprender de múltiples posibles soluciones.





Principios básicos



De este modo podemos mencionar siete principios básicos de la innovación a través de la experimentación:



  • Aprende Rápido
  • Sé rápido y repite
  • Enamórate del Problema, NO de la Solución
  • Obtén opiniones creíbles
  • Mide lo que realmente importa
  • Comprueba tus suposiciones
  • Falla Inteligentemente


Hoy día, empresas como Xolomon, en México, están enfocadas en guiar a distintas empresas en su transformación digital y en capacitar a la fuerza de ventas de estas para impactar de la mejor manera a los clientes en un mundo cada vez más digital.





El futuro es ahora y todas las empresas que emprendan el viaje de la innovación a través de la experimentación, siempre irán un paso más adelante. En Xolomon tenemos un plan para ayudarte a acelerar tus esfuerzos de transformación.



Contáctanos.



marco.delgado@xolomon.com.mx